Publicado el

“Ah, ¿funcionáis Como Un Pequeño Planeta?

Un mes donde todo se decide, un mes donde el Clásico podría ser determinante de cara a la Liga y un mes donde el eco de las declaraciones de Piqué y Luis Enrique han hecho mella en el Bernabéu. 20:57 Los jugadores de ambos equipos ya están en el túnel de vestuarios del Estadio Santiago Bernabéu. El logo se situará en la parte trasera, equipacion barcelona 2023 debajo del número de los futbolistas. Pero no nos eligieron para lamentarlos, lo hicieron para que encontrásemos soluciones y el acuerdo con Spotify forma parte de la solución. Y que Ter Stegen se redima. El cuadro catalán, dirigido en aquel momento por Luis Enrique, visitó la capital italiana con el objetivo de sumar tres puntos en el Grupo E. Luis Suárez adelantó a los culés, pero después Ter Stegen acaparó todos los flashes por un descuido. Esa jugada hizo despertar a los de Luis Enrique y le recordó al Athletic quién tenía enfrente. Salió el Athletic más valiente y peleón, con Aduriz y Williams creando sensación de peligro ante un Barça que se sintió, probablemente por primera vez en su historia, visitante en el Camp Nou.

Pese a que los colchoneros ganaron en la ida 2-0 en el Metropolitano, aspiran a comenzar igual de bien que cuando se inició la presente temporada: con una victoria ante el Barcelona por un tanto a cero. El objetivo del Barcelona al disputar la ida de cuartos en el Camp Nou es dejar la portería a cero. Un golazo digno del evento. Poco a poco, el Barcelona se hizo con la posesión del balón y el control del partido. Quedaban diez minutos. El gol le dio espuelas a los vascos, que empujaron un poco más, pero con más fe que fortuna. El Athletic, mientras, se aferraba al hecho de que un gol le metía en la final. El Athletic, por su lado, se mostró blando en exceso y no mostró señales de dominio en ningún tramo del encuentro. Alrededor de 43.000 más de los que había en España cuando Messi fichó por el filial del Barça en el 2000. El sueño de convertirse en él ahora comparte podio con el de Youtuber o Instagramer, sectores que por otro lado también constituyen modelos de éxito basados en el triunfo desmedido de unos pocos mientras el resto se queda por el camino.

Siguiendo con la información de la web especializada en dar a conocer los modelos de los equipos de fútbol, la prenda del conjunto catalán presenta como principal novedad una línea de color azul oscuro. Emerson se convierte en el tercer refuerzo de la semana del FC Barcelona, después de las llegadas del Kun Agüero y de Eric García. Fue la segunda vez que un jugador del Atlético de Madrid gana este premio (en 2007 lo ganó Agüero). Así, desde el espacio exterior, llegó al Camp Nou el mensaje de la nueva cultura del agua. El futbolista que más se acerca a estos requisitos es Lautaro Martínez, el ’10’ del Inter que es la nueva sensación del fútbol europeo. El trance del juego estaba sucediéndose en la portería contraria y el futbolista alemán aprovechó para avanzar varios metros en el terreno de juego. La Fiorentina será, esta temporada, el primer equipo del mundo con cuatro uniformes de fuera de casa. Y si encima saltas al terreno de juego con una defensa muy profesional, con un buen portero, y sabes que es el último partido de un tipo que se llama Xavi Hernández, ganar es tan obvio como que en las películas, la pareja protagonista se casa y el malo no consigue sus aviesos objetivos.

Hubo una tercera, en un saque de falta que remató Piqué en el área pequeña que el guardameta del Athletic sacó brillantemente. Hinchas del Barça, decepcionados con la derrota de su equipo en Anfield. Es el 27º título copero del Barça, que tiene ya en la mano el doblete (el sexto en su historia) y que aspira, dentro de siete días, camiseta barcelona a lograr ante la Juventus en Berlín el triplete y su quinta Champions. El sábado se jugó la final ante el Valencia en el Benito Villamarín. Tras el penalti transformado por Memphis, el árbitro pito el final del partido. Así de sencillo. Messi tardó 20 minutos en echarse el partido a la espalda y con un gol propio de un astro, abrió una final en la que el club azulgrana apenas sufrió y pudo permitirse pensar en el próximo sábado, cuando se juega la final de la Champions y el triplete. Pudo sentenciar el Barça minutos después con un balón que se le fue largo a Suárez cuando encaraba y con una pelota que sacó Herrerín cuando Neymar iba a remachar un centro de Suárez. Otro atrevimiento. En el 43, de nuevo Herrerín salvó un gol de falta directa de Messi y con eso se llegó al descanso.