En la temporada 1967-68, el talentoso goleador del equipo, Fidel Uriarte, camiseta del athletic de bilbao se hizo con el Trofeo Pichichi con tan solo 23 años. Otros jugadores que formaban parte de la alineación titular eran Celaya, Bertol, Arqueta, Mieza, Nando y el prometedor portero Echevarría, ganador de un Trofeo Zamora en la temporada 1940-41, quien se retiró prematuramente en 1942 debido a una tuberculosis. Además, los problemas económicos obligaron al Athletic a desprenderse de dos de sus jugadores más importantes; el portero Andoni Zubizarreta, que recaló en F. C. Barcelona, y el delantero Julio Salinas, camiseta barcelona verde que se fue al Atlético de Madrid. Este equipo pasaría a ser conocido en la historia del Athletic como «el equipo de los once aldeanos», ya que, el por entonces presidente Enrique Guzmán, durante la celebración del título, lanzó la frase de «¡ En 1960, el Athletic vendió al veterano defensa Garay al F. C. Barcelona por 5’5 millones de pesetas, lo que supuso la primera venta millonaria de la historia del club.

Además se produjo la renovación de una plantilla ya veterana, con la llegada de nuevas promesas que harían historia con el Athletic. Llegó entonces una época exitosa para el Athletic, en la que conquistó tres veces consecutivas la Copa del Rey, en 1914, 1915 y 1916 respectivamente, y fue considerado el mejor equipo de España por la prensa nacional. El 5 de septiembre se dio a conocer que un 96 % de españoles de fuera de la capital de España apoya la candidatura. Pese a la derrota en la final de Yeda, su actuación fue una de las mejores noticias que se trajo el Atlético para España. Sin embargo, las andanzas de este equipo se cortaron de golpe en 1936, año en el que estalló la Guerra civil española, hecho que obligó a suspender la liga durante tres temporadas.

La temporada 1999-2000 supuso el principio del fin para el equipo del centenario, acabando la liga en 11.ª posición. Víctor Tomás, capitán del FC Barcelona y uno de los mejores extremos de la historia del balonmano español, anunció este lunes su retirada a final de temporada. La década de los años ochenta comenzó con la retirada definitiva de la portería de José Ángel Iribar, habiendo jugado 620 partidos con el Athletic y 49 con la selección española. Su puesto en la portería lo ocupó Lezama, un jovencísimo guardameta que inició su carrera deportiva en Inglaterra, al jugar para el Southampton F.C. Su puesto en el banquillo lo ocupó Iñaki Sáez hasta final de temporada.

En marzo, el técnico serbio fue cesado y Amorrortu volvió a hacerse cargo del equipo, que cosechó la peor clasificación de su historia en liga hasta ese momento, acabando en 15.º posición. Zábalo. Aquella temporada el Athletic concluyó la liga invicto. El 21 de agosto de ese mismo año, se procedió a su inauguración, con un partido amistoso entre el Athletic y el Racing Club de Irún, que terminó con el resultado de empate a un gol. Los partidos de esta eliminatoria volverán a disputarse a partido único la semana que viene durante los días 4, 5 y 6 de febrero, mientras que las semifinales ya serán a doble partido. De hecho, una de las deciciones fue la disolución de todos los grupos ultras o racistas del club, medida de erradicación de la violencia en la que colaboraron las autoridades gubernamentales de Francia. A pesar del cambio de entrenador, el equipo se hundió más y se pasó la temporada luchando por la salvación, la cual logró concluyendo la liga en 12.ª posición.