77′ Íñigo Martínez (Athletic Club) ha recibido una falta en nueva camiseta del fc barcelona la zona defensiva. 12′ Ángel Correa (Atlético de Madrid) ha recibido una falta en la zona defensiva. 85: Falta de Raúl García sobre Neymar. 86′ Falta de Thomas Partey (Atlético de Madrid). Atlético. El único gol fue obra de Simao en el minuto 32, de penalti. Sabe, porque cada noche es así, que antes de ‘Tumbling dice’ tiene un minuto de margen mientras Mick Jagger dedica unas palabras al público. Goles por Lionel Messi y Carles Puyol con un minuto de diferencia entre cada uno. Venció con autoridad todos los partidos de clasificación, salvo una derrota frente a Irlanda por 1-0 y un empate a dos goles frente a Hungría. Ganaron los brasileños por un contundente 3-0 con goles de Mazzola (2) y Vavá.

camiseta real madrid lila

Solo se divisa una pancarta en todo el estadio. La Eurocopa 2008, constituyó el primer gran éxito de esta generación del fútbol español, al proclamarse campeones de Europa el 29 de junio de 2008 en el Estadio Ernst Happel de Viena. Al que sí capturaron fue a Miguel Rodríguez Orejuela, líder del cártel y, por aquel entonces, máximo accionista del América de Cali, equipo que reinó el fútbol colombiano en la última década del siglo pasado. El banquillo del Fútbol Club Barcelona, obligado por las circunstancias, pasa de Tito a Tata. Solo tres títulos del repertorio fueron compuestos con posterioridad a esa primera visita: ‘Slipping away’, ‘Miss you’ y ‘Start me up’. Muchas cosas han cambiado desde aquella primera visita de los Stones. Jagger le lanza una mirada en plan ‘¿ Ahora Jagger se lo mira con cara de ‘¿

Mick Jagger sigue saltando y agitándose como lo hemos visto en documentales y conciertos de sus más de 50 años de oficio: como un espantapájaros vivo. En 2004, la Federación de su país confió en él para ponerlo al mando de su selección, camiseta athletic bilbao donde estuvo cuatro años. Una vez dentro del estadio, lo primer que se avista son las cuatro gigantescas lenguas proyectadas sobre fondo rojo. Aspira con tanta fuerza que la aleta derecha se junta con el tabique y se le cierra una fosa. Tiene la cara embotada, como si acabase de despertar de una siesta de nueve semanas.

Prácticamente todo menos ellos, que en 1976 ya interpretaron nueve de las 20 canciones de esta noche. La cámara que sigue sus movimientos nos permite ver cómo apenas abrirá la boca en toda la noche. Es el primer gran momento de la noche y la banda ni siquiera ha salido al escenario. El momento más delicado fue el pasado curso, con su cargo en el alambre en el mes de enero. Una familia me pide que les fotografíe en la escalera donde han prohibido las fotos. Empieza el concierto sin introducción, sin vídeo retrospectivo, sin el preceptivo montaje despampanante que suele informar al público de que está a punto de asistir a un espectáculo sin igual.