Publicado el

Marc-André Ter Stegen

El 30 de marzo de 2022 se clasificaron para semifinales de la Champions League, tras ganarle 5-2 al Real Madrid, convirtiéndose en el partido femenino con más espectadores en toda la historia del fútbol: 91.553 asistentes en el Camp Nou, superando el registro de 90.915 personas que vieron en directo la final del Mundial de 1999 entre Estados Unidos y China en el estadio Rose Bowl de Los Ángeles. El 22 de abril del mismo año, superan esa cifra en la misma semifinal de Champions League en un 5-1 ante el VfL Wolfsburgo, reuniendo 91.648 asistentes. En la temporada 2020-21 la sección de balonmano se proclama campeón de la EHF Champions League por décima vez, después de realizar una temporada absolutamente impecable consiguiendo los 6 títulos que disputó (Supercopa de Cataluña, Supercopa de España, Copa del Rey, Liga Asobal, Copa Asobal y Copa de Europa) y ganando todos los partidos disputados (61 victorias en 61 partidos). Al añadir el título de liga y la Copa de la Reina 2021, el Barcelona femenino se convirtió en la primera institución española y la tercera europea en conseguir el triplete en fútbol femenino.

Liga de Campeones, Supercopa de Europa y Copa de la UEFA, como ha sucedido en 15 ocasiones. Uno de los detalles que caracterizan al himno es la referencia al carácter abierto e integrador del club, que no diferencia la procedencia geográfica de los seguidores; como dice una de las estrofas, «tanto da de dónde venimos, si del sur o del norte, una bandera nos hermana». La teoría que Joan Gamper se inspiró directamente en los colores de su antiguo equipo suizo a la hora de escoger los del Barça es una de las más razonables y fundadas, pero aun así no hay ninguna prueba documental que lo avale y por otro lado debe cohabitar con muchas más. Se afirma que Gamper escogió estos colores por ser los que identificaban al F. C. Basilea, equipo suizo en el que Gamper había jugado antes de llegar a Barcelona, ya que se había hecho socio del F. C. Basilea en 1896, vistiendo de azulgrana por primera vez tres años antes de fundar el Barça.

De hecho, está comprobado que en el primer partido de fútbol que Gamper disputó en la ciudad de Barcelona antes de la fundación del club, camiseta barcelona ya vistió estos colores. Entre 1909 y 1922 jugaba en el Camp del Carrer Indústria de Barcelona, vulgarmente llamado La Escopidora, con una capacidad de 6000 espectadores, aunque las cifras de la época no eran muy precisas y el primero en Barcelona, que dispuso de una tribuna de dos pisos, que despertó admiración en aquel tiempo, en la ciudad. Existen diversas teorías sobre las causas que llevaron a los fundadores del club a escoger estos colores, aunque no hay ninguna que esté suficientemente contrastada como para ser considerada válida si bien la más extendida y documentada señala que fue el propio Hans Gamper, fundador del club, quien decidió los colores. El acuerdo entre los clubes aún no se ha completado, pero las conversaciones avanzan bien. En la temporada 2011-12 la innovación en la primera equipación es que la camiseta tiene las rayas verticales más finas de la historia. Jordan Veretout y Nicolo Zaniolo son otros dos jugadores que podrían partir.

Además, la directiva presidida por Joan Laporta ha incentivado que variados intérpretes y conjuntos musicales lo interpretaran en el estadio del Camp Nou, en los prolegómenos de los partidos de fútbol, versionándolo y adaptándolo a los más variados estilos musicales: pop, rock, rap, samba, rumba, entre otros. Esta falta de estadio propio, le obliga a jugar en diferentes estadios en los que se tiene que mudar debido a diferentes circunstancias y en los cuales permanece en algunos durante unos años y en otros solamente en algunos partidos. Debido a no tener terreno de juego de su propiedad, el F. C. Barcelona tiene que jugar sus partidos como equipo local en terrenos de juego ajenos, desde el primer partido inaugural como club el 8 de diciembre de 1899 hasta que el 14 de marzo de 1909 disputa su primer partido como local en campo propio, en el Campo de la calle Industria. La sección contaba con equipos masculinos en todas las categorías, desde alevines hasta sénior, que tenían su terreno de juego en el Estadio Pérez de Rozas, situado en la montaña de Montjuïc de Barcelona.