Publicado el

Puede Tratarse De Una Mera Casualidad

Según el medio, la empresa japonesa ha decidido no continuar ligada al FC Barcelona, a quién pagó 55 millones de euros en las primeras cuatro temporadas y treinta millones en la anterior temporada debido al Covid-19. Meho Kodro fue el primer futbolista bosnio en vestir la camiseta del FC Barcelona, aunque lo hizo sólo durante una temporada (1995-1996). Actualmente es el entrenador del FC Stade-Laussane-Ouchy suizo. Durante una conferencia celebrada en el Fórum Europa, el empresario y ahora presidente del Fútbol Club Barcelona, Josep Maria Bartomeu, dejó entrever que «una empresa tecnológica de primer nivel tiene interés en patrocinar al Barça y su camiseta«. Una tarea que se antoja complicada, ya que el Barça se está quedando sin sus principales sponsors. El kit llevará el primer escudo de su historia ubicado en el centro del pecho y la frase «Un grito que sale del alma» en el interior debajo del cuello. Extremo francés que debutó en el Stade Rennais y con solo 19 años lo fichó el Borussia Dortmund en 2016. Solo le bastó una temporada para destacarse y en 2017 se convirtió en el fichaje más caro en la historia del Barcelona en una operación de 105 millones de euros más otros 40 en variables.

Así pues, en el Barcelona le deben una reverencia a Piqué, artífice de esta operación. Hay, pues, referencias a Gaudí. Al poco se llegó a un pacto con Qatar Airways para prorrogar un año su vinculación. Los 55 millones de euros anuales que recibirá el Barça desde el 1 de julio de 2017 y hasta el 30 de junio de 2021 (cuando finaliza el actual mandato, aunque existe la opción de ampliar el acuerdo un año más) le permiten mirar a los ojos al monarca de los patrocinadores, el Manchester United. A pesar de ello, con el cambio en la presidencia del Barça en marzo, los ejecutivos de Laporta se citaron con los responsables de Rakuten para intentar alargar la alianza más allá de 2022, pero los números han dictado sentencia. Jordi Farré quiere la presidencia del Barcelona. Comenzó en el Espanyol y de allí pasaría al Barcelona. La nueva camiseta del Barcelona para la temporada que acaba de arrancar exhibe como publicidad primaria a la empresa japonesa de ventas online, Rakuten. Además de los condicionantes de la pandemia, la empresa dirigida por Hiroshi Mikitani no está contenta con el trato recibido por el club azulgrana durante estos años de patrocinio y considera que los objetivos que se marcaron al inicio del contrato no se han cumplido.

El FC Barcelona ha anunciado de manera oficial el acuerdo al que ha llegado con el gigante japonés del eCommerce, Rakuten, para poner su logotipo en la camiseta azulgrana durante las próximas cuatro temporadas. Pero el club azulgrana declinó la oferta porque eso suponía tres millones menos de los que pagaba Beko y prefirió no hipotecar el activo durante años con valores económicos propios de la pandemia. Según detalló el club en un comunicado, se ha optado por ampliar hasta el 30 de junio de 2022 el acuerdo firmado inicialmente, de cuatro temporadas y que concluía el 30 de junio de 2021. «Barça y Rakuten refuerzan su alianza en un momento marcado por los efectos a nivel económico y social por la pandemia», argumenta la entidad. “En tiempos de recensión económica por culpa de la pandemia por el coronavirus , los presupuestos de márketing son los primeros que se reducen en las empresas”, confirma Marc Menchén, fundador de 2Playbook y experto en la economía del deporte. Sois antimadridistas antes que culés. La entidad azulgrana ya ha comenzado la búsqueda de nuevas empresas que puedan patrocinar el frontal de la camiseta de cara a la próxima temporada.

Entre ellas, las explicadas por EFE procedentes de empresas de ‘crypto exchanges’ (punto de compraventa de criptomonedas), pero la entidad catalana no las contempló como una opción interesante, al considerarlo un sector especulativo, de riesgo, muy variable y poco ético. Una ola de memes y burlas inundaron este 30 de septiembre las redes sociales luego del estreno de eFootball 2022, el reemplazo de la mítica saga PES, ya que los errores en movimientos y sobre todo las extrañas caras de los jugadores provocaron indignación y bromas. De acuerdo con Mundo Deportivo, el total de este acuerdo alcanza «un mínimo de 55 millones de dólares por temporada, que puede ascender a 66,5 millones de dólares» en función de los objetivos deportivos conseguidos por el club. El acuerdo fue aprobado por la Junta Directiva del club, reunida en sesión extraordinaria, debe ser ratificado próximamente por una Asamblea Extraordinaria de Compromisarios. Una parte de la población que afirma no ser seguidora del deporte rey, admite comprar este tipo de merchandising sólo para estar a la moda. Este producto no admite cambios ni devoluciones si es comprado con personalización.

Si usted adoraba este artículo y también le gustaría recibir más información sobre equipacion Barça por favor visite nuestro propio sitio.